La curiosa declaración de bienes de Arturo Illia al ser derrocado

En 1966 era derrocado uno de los presidentes más honestos de la historia argentina, don Arturo Humberto Illia. Hoy te traemos una historia curiosa que lo ilustra como persona, y también habla mucho de su gestión (que bien podría servir de ejemplo en nuestros días).

Los golpes de Estado han sido una constante durante todo el siglo XX y una de sus víctimas fue Illia, quien durante toda su vida se esforzó por dar el ejemplo de austeridad y simpleza.

El doctor en su primer día de gobierno había declarado dentro de sus bienes personales lo siguiente:

  • Un auto modelo 1962, bastante nuevo teniendo en cuenta que asumió a fines de 1963.
  • Una casa que le regalaron sus vecinos de Córdoba, en agradecimiento de su labor como médico.
  • Instrumental de su profesión.
  • Y una cuenta bancaria de 150 mil pesos moneda nacional (unos 1000 dólares actuales).

¿Cuáles eran sus posesiones cuando lo derrocaron?

Lo curioso en realidad es lo que declaró el día de su derrocamiento, el 28 de junio de 1966. Para dejar constancia de su honestidad, Arturo mandó llamar al Escribano Mayor del Gobierno y declaró como bienes personales lo siguiente:

  • Un par de chinelas negras.
  • Un deshabillé.
  • Una salida de baño.
  • Ocho juegos de ropa interior.
  • Diez corbatas.
  • Tres pijamas.
  • Un par de anteojos negros.
  • Un portafolio.

Si no me crees, te dejo la captura que hizo Telenoche del documento que actualmente se encuentra en el museo de su casa natal en Pergamino.

Espero que te haya gustado la publicación de esta semana, como siempre te invitamos a dejar tu comentario y compartir este artículo.

¿Qué sería de la Argentina con más presidentes como este? ¿Vos qué pensás?


Te recomendamos ver esto:

Te invitamos a suscribirte al Blog:

Dejá un comentario

error: Puedes descargar este contenido de forma editable a través del formulario de descarga.