¿Por qué los romanos se bañaban en sangre de toro?

En la historia de hoy vamos a repasar una de los rituales más raros de la antigua Roma: el bautismo con sangre de toro o tauroctonía.

Seguramente alguna vez habrás escuchado hablar de Mitra, un personaje bastante popular de la mitología romana, a cuyo culto se les atribuyen muchas similitudes con el cristianismo.

Escena de tauroctonía procedente del mitreo de Marino (Italia)(Juan Sanchis 2016: 115, fig. 96).

El culto de Mitra tiene orígenes muy antiguos que vienen desde la cultura indo-iraní, pero cuya adoración se fue difundiendo hasta llegar a Roma y ser abrazado por el emperador Cómodo, quien lo popularizó durante el siglo II y III d.C.

Este culto, como muchos otros, era secreto. Los adoradores de Mitra llevaban a cabo sus rituales en cuevas o templos ocultos, pero en realidad era una práctica tolerada por las autoridades romanas. De hecho se han encontrado cientos de templos de Mitra por toda Europa, aunque principalmente en Italia.

¿Por qué sacrificaban Toros?

Uno de los principales elementos del rito era el sacrificio de un toro, y lo hacían principalmente a modo de bautismo.

La mitología del Irán encarnó en un toro ancestral la fecundidad cósmica, el cual fue muerto por Mitra y de su cuerpo nacieron luego todas las plantas y los animales que existen. En la liturgia del mitraísmo, el sacrificio de un toro seguido de un bautismo de sangre, del cual estaban excluidas las mujeres, reitera la relación simbólica entre aquél y las potencias de la fecundidad, la muerte y la resurrección.

Enciclopedia de los Símbolos – Udo Becker – Pág. 410

Era muy común hallar la representación del sacrificio del toro en los templos mitraicos, se han encontrado cerca de setecientas representaciones similares, en las cuales Mitra viste el gorro y los pantalones frigios, típico del atuendo persa (pues lo romanos no se vestían así).

British Museum by Mike Young

La asociación con el cristianismo

Frecuentemente se relaciona al mitraísmo con el cristianismo, podríamos decir que una de las causas es justamente el rito de iniciación.

El “bautismo” mitraico romano (del iraní no se tienen noticias) se expresaba en el ritual de la tauroctonia, consistente en disponer al fiel en una cavidad subterránea, cerrada por arriba por una parrilla, sobre la que se degollaba un toro, y el adepto era recubierto así por la sangre del animal

Aleteia

Es fácilmente identificable la similitud con el bautismo cristiano, aunque este se realiza con agua y refiere al bautismo de Jesús mediante la inmersión.

Por otra parte en el Antiguo Testamento en varias ocasiones se sacrifican animales (por motivos diversos) basándose en esta idea muy común en la historia de la humanidad de que “sin derramamiento de sangre no hay perdón“. Por ejemplo, luego del pecado original se matan animales para proveerse ropa, o después del retroceso del diluvio también se realiza un sacrificio de animales.

Para finalizar, les comparto una escena de la serie “Roma” de HBO, en cual una mujer (el personaje de Attia, que es excelente) participa de un ritual al estilo del que estamos hablando, claro es una interpretación.


Bueno espero que te haya gustado la historia de esta semana, ¿muy loco eso de bañarse en sangre no?¿Te animarías? Yo no..


Te recomendamos ver esto:

Te invitamos a suscribirte al Blog:

Dejá un comentario

error: Puedes descargar este contenido de forma editable a través del formulario de descarga.